Un lugar maravilloso donde puedes trabajar profundamente en ti mismo.
Lugar tranquilo, rodeado de naturaleza, con zonas comunes y habitaciónes en las que disfrutar de tu intimidad.
Dominik y Ismael son personas maravillosas con mucha experiencia en plantas medicinales y que te transmiten su pasión, siempre dispuestos a ayudarte y compartir la medicina.
Creo que es el mejor lugar para hospedarse en Pucallpa!!
lo recomiendo 100%